RVA41
Reforma vivienda en La Alameda

El punto de partida de esta vivienda fue la vinculación del salón-comedor con la cocina sin perder la independencia entre estos espacios. Se buscaba un proyecto atrevido y a la vez que estableciera conexiones mediante la materialidad.

Por ello, se utilizan tonalidades antracitas combinadas con maderas. Porque, en esta casa los pequeños detalles marcan la diferencia.

El uso de carpinterías de vidrio y detalles de lamas de madera favorecen las visuales conjuntas de ambos espacios, separados físicamente pero no de manera visual. Otros elementos como el suelo, ayudan a mantener la continuidad y a percibirlo como un todo. 

Todo esta minuciosamente cuidado para que además no reste importancia a la excelente ubicación del proyecto. 

En construcción